Reflexiones Sobre la Crianza y Educación de los Hijos

El simple hecho de compartir una misma sangre no nos convierte en padres. La maternidad y la paternidad se adquiere en el día a día, a través del afecto, afrontando desafíos, estando presentes… Esta frases sobre crianza nos recuerdan esta maravillosa aventura.

Las frases de sabiduría sobre la crianza de los hijos son pequeñas píldoras de inspiración, reflexión y belleza. En ellas se precipita la sabiduría de esa parte de nuestra cultura que hace de memoria en dos sentidos. El primero, señala nuestra responsabilidad en dicha labor; el segundo, los grandes desafíos que presenta esta aventura.

Reflexiones sobre la crianza y educación de los hijos

– Tus hijos no tendrán éxito gracias a lo que hayas hecho por ellos, sino gracias a lo que les hayas enseñado a hacer por ellos mismos.
– Si quieres que tus hijos sean bien criados, pasa con ellos el doble de tiempo y gasta en ellos la mitad del dinero.
– No hay niños DIFÍCILES, sino niños incomprendidos e insatisfechos. Debe ser muy DIFÍCIL ser un niño en este mundo, lleno de gente cansada, ocupada, sin paciencia y con prisa.
– Madre ten paciencia con tus hijos, tu serás madre toda la vida, pero ellos serán niños solo una vez…

– Para estar mañana en el recuerdo de tus hijos, debes estar presente en sus vidas hoy.
– Los hijos se crían y educan para que se vayan, no para que se queden. Tu trabajo es formarlos para que vuelen con alas propias y aunque no lo quieras, tendrás que prepararte para ello.
– No hay premio mayor para una Madre o un Padre, que una sonrisa de su hijo.
– El niño reconoce a la madre por la sonrisa.
– Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo
-Enseñarás a soñar, pero no soñarán tu sueño

-Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida
– El mejor regalo que se le puede dar a un hijo, es el tiempo con sus padres.
– La mayor satisfacción de un padre, es que sus hijos lleguen más alto que él.


– No hay mejor juguete para un hijo que el tiempo de su padre.
– Criar a los hijos sola, supone el doble de estrés y el doble de lágrimas. Pero también supone el doble de abrazos y el doble de orgullo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *